Lexxi

Lexxi tiene 8 años y es miembro de la comunidad Wayuu, ella es una muy buena estudiante, pese a las burlas de sus compañeros por tener paladar hendido. Cuando su madre Elba vió la primera vez a su hija, ella se asustó, no sabía que pasaría con su hija cuando creciera. Gracias a que cada año Operación Sonrisa ofrece servicios en la región donde habitan este tipo de comunidades indígenas, Lexxi ahora puede ser aceptada por los otros niños y jugar con ellos. Su madre se siente muy agradecida, satisfecha y feliz por la ayuda de la fundación que, además de mejorar la sonrisa de su hija, le ha ofrecido un seguimiento pre y postoperatorio.